¿El Flúor es bueno o malo?

Los odontógos recomiendan usar pasta dental con flúor para prevenir caries, mientras parte de la comunidad continúa demandando productos cosméticos naturales como pasta dental libre de flúor. ¿Que es el flúor? ¿es bueno? ¿es malo?

Flúor (del latín fluere, que significa "fluir")

El flúor es un elemento químico electronegativo no metálico, gaseoso que pertenece al grupo de los halogenados cuyo símbolo es F. Debido a su fuerte electronegatividad y gran poder de reacción química, el flúor no se encuentra nunca libre en la naturaleza. Un fluoruro es la combinación del elemento flúor con otros minerales o compuestos químicos, que se incorporan en la estructura de los huesos y dientes, brinda protección contra la caries dental.

El 26 de junio de 1886, Henri Moissan (1852-1907) obtuvo flúor elemental (F2) por primera vez. Lo consiguió por electrolisis de KHF2 en HF líquido usando crisoles de platino (Pt), uno de los pocos elementos inertes al flúor.

El fluoruro de sodio estimula la remineralización del esmalte descalcificado, interfiriendo en el crecimiento y desarrollo de bacterias de la placa dental. En los preparados de 1000 ppm de flúor, el fluoruro de sodio constituye el 0.22% del dentífrico. En estas formulaciones el fluoruro es altamente ionizable, por lo que se vuelve activo tan pronto se introduce en boca. Es el más utilizado para los programas de prevención de caries dental, ya sea individuales, familiares o grandes poblaciones. 

El ión fluoruro (F-) como ya se dijo ejerce un efecto protector sobre el tejido duro del diente, es un componente natural del metabolismo humano e impide la disolución del esmalte por la acción de la placa dental. La principal acción inhibidora de la caries que ejerce el flúor se atribuye hoy día a la presencia del ión fluoruro libre, ya que este es capaz de desplazar el equilibrio de la remineralización-desmineralización en el sentido de la remineralización. La Asociación Dental Americana (ADA) ha aceptado dentífricos con fluoruro de sodio, fluoruro de estaño, Monofluorofosfato de sodio e Hidrofluoruro aminado orgánico. 

⚠️La ingesta excesiva de fluoruros puede ocasionar fluorosis dental, un defecto irreversible en la formación del esmalte que resulta del consumo excesivo y prolongado de fluoruros. La exposición a fluoruros entre los 15-30 meses de edad, se considera un periodo crítico para el desarrollo de fluorosis en los dientes permanentes con mayor importancia estética, aunque en edades más tempranas también es preocupante. En los dientes definitivos afectados por fluorosis dental, los signos pueden ir desde manchas de color blanquecino hasta un café oscuro, e incluso llegar a la pérdida de continuidad del esmalte de acuerdo a la severidad.

Además de la fluorosis, también se ha descrito otros problemas derivados de la ingesta excesiva como déficit cognitivo y otras alteraciones neurológicas, fluoroderma, hipotiroidismo. 

Respecto a los dentífricos fluorados los problemas toxicológicos son raros. La dosis que necesita intervención médica y hospitalización se estima cerca de 5mg de fluoruro/kg que equivale a 120 mg de flúor en un niño de 5 años de edad. Por ello, el empleo de dentífricos fluorados es seguro; pero, no se recomienda como medida general para niños pre escolares, por el riesgo significativo de deglución del volumen entero del tubo.

En Chile, existe el Programa Nacional de Fluoración del Agua Potable, que data de 1953 partiendo con la ciudad de Curicó, luego de interrupciones por falta de recursos, el programa se reanuda en 1985 con la región de Valparaíso. Actualmente se estima que un 82% de la población urbana nacional está cubierta con agua potable fluorada. 

El problema que personalmente le veo es el excesivo uso del flúor, lo han puesto en la pasta de dientes, en las aguas, en la leche, en la sal. Por lo tanto podríamos estar ingiriendo flúor en exceso e incluso sin nuestro consentimiento.

Por último pero no menos importante está el efecto negativo del flúor sobre el ecosistema. El fluoruro ha sido vertido en ríos causando la muerte de los peces y contaminando el agua, que por el alto volumen de flúor se vuelve tóxica. En este sentido, se han reportado algunos cambios histológicos perjudiciales en el hígado y branquias de pejerreyes (Odontesthes bonariensis), atribuidos a concentraciones elevadas de F.­

Un antiguo alquimista dijo: "Nada es veneno, todo es veneno: la diferencia está en la dosis" Paracelso (1493-1541), frase que aplica muy bien a nuestra relación con el flúor y a nuestra relación con la mayoría de los compuestos químicos.

 


Dejar un comentario